domingo, 15 de octubre de 2017

Kate Eberlen, Mia Sheridan, y Brittainy C. Cherry



¡Buenos días!

Aquí estoy después de un buen parón. Lo bueno: no ha sido un parón debido a falta de motivación, si no por falta de tiempo. Así que voy a retomar el blog con un pequeño wrap up de lo leído en este tiempo. Varias de estas minireseñas merecen una entrada entera para sí mismas, pero en fin, es lo que hay.

¿Comenzamos?




“Tess está en Florencia apurando las vacaciones antes de empezar la universidad. Gus también está en Florencia de vacaciones, pero lo único que desea es escapar de todo. Durante un fugaz segundo, sus vidas se entrecruzan y en los siguientes dieciséis años todo parece indicar que están predestinados a no conocerse... ¿O quizá sí?

Las potentes voces de los dos protagonistas, narradas en primera persona, nos guían a través de sus vidas por separado pero en ellas siempre viven experiencias similares, durante más de dos décadas de tragedias, felicidad y experiencias únicas. Ellos son los irresistibles protagonistas de la mayor historia de amor de su generación. 

«Se cruzan, se intuyen, se oyen. Sin embargo, a veces tienen que pasar veinte años para reconocer al amor de su vida.»”



Novela inglesa… ¿he dicho ya lo que me gusta el estilo narrativo de las novelas inglesas? ¡Me encanta! El ritmo es suave, con momentos más adictivos que otros, pero siempre continua. Tanto Tess como Gus me encantaron como personajes, pero lo cierto es que durante toda la novela tienes un regusto un pelín amargo. ¿Cuándo se conocerán? Ese es el hilo conductor. Unas veces seguimos a Tess por su vida, y otras veces seguimos a Gus, siempre anhelando ese encuentro que, para mi gusto, se produce muy tarde, haciendo que se te quede una sensación de decepción en el estómago. Me da la sensación de que para cuando se conocen, ambos han cambiado tanto por las circunstancias y los sucesos de la vida, que es difícil que esa otra persona se convierta en alguien más importante de las que ya han estado presentes. De hecho, me ha gustado mucho un secundario que está en la vida de Gus. Para mi gusta, esa persona es la importante en su vida, y poco puede cambiar ya la historia el hecho de que ahora conozca a Tess. Por supuesto, la novela termina demasiado pronto, apenas cuando se encuentran. 

La he disfrutado un montón, por el estilo tan fluido que tiene, pero creo que voy a ir con más cuidado para la próxima de esta autora.




De hecho, tengo algo que decir sobre la autora. La conocí con La promesa de Grayson, y a pesar de que la novela comenzó bien, no me terminó de gustar. Hice caso de las opiniones de Amazon y decidí darle otra oportunidad con Kyland, y ahí me conquistó. Luego continué con La voz de Archer, y ya la instalé en la estantería de las más leídas. Pero ahora mismo estoy con La decisión de Stinger y, la verdad, ¡no parece la misma autora! Estoy un pelín indignada. No obstante, tengo que decir algo sobre La voz de Archer. Ahí va:

“Cuando Bree Prescott llega a Pelion, un pequeño pueblo en el condado de Maine, anhela contra toda esperanza que ese sea el lugar donde finalmente pueda encontrar la paz que busca con desesperación. El primer día en su nuevo entorno se tropieza con Archer Hale, un hombre silencioso que vive aislado por un dolor tan intenso como el de ella.

Bree y Archer empiezan a sentirse atraídos el uno por el otro. Un deseo irresistible que los empuja a acercarse sin remedio. Pero su historia encuentra barreras que pueden ser insalvables…

Un hombre solitario, la mujer que lo ayuda a encontrar su voz y una pasión dulce que esconde historias pasadas de secretos por desvelar. Una historia de deseo, destino y sufrimiento, pero, sobre todo, del poder del amor para transformarlo todo.”



Archer es el tipo misántropo y ermitaño de Pelion, un hombre sacudido por una desgracia tras otra que no se relaciona con nadie. Bree es una chica sociable que también está atravesando su propio proceso de duelo. La manera en que comienza la comunicación entre ellos es muy bonita. Bree trata de establecer contacto una y otra vez, pero cada una de las veces parece meter la pata. Cuando por fin se da cuenta de que Archer no puede hablar, el hecho de que ella conozca la lengua de signos les provoca un acercamiento importante. A mí este momento me ha parecido asombroso; precioso; mágico. Solo por este proceso ya recomiendo sí o sí la novela.

“Mientras la miraba, era como si su imagen se filtrara a través de mi piel, de mi sangre, de mi alma, hasta que mi cuerpo palpitaba de necesidad”

El resto también está bien, no decepciona en ningún punto, aunque tal vez me ha parecido que Archer ha actuado demasiado “inocentemente” en alguna ocasión que, para mi gusto, ha sido un poco “poco creíble”. 

En resumen, de Mía Sheridan me quedo con esta novela sin lugar a dudas. Es entretenida y te hace aflorar muchos sentimientos.







"Siempre estaré ahí para escuchar tu silencio."

Maggie May perdió la voz a los diez años.
Su amigo Brooks es el único que logra conectar con ella y se convierte en su ancla, en una constante a lo largo del tiempo, en su voz. El suyo es un amor en silencio pero poderoso. Cuando la tragedia golpea a Brooks, solo el amor de Maggie podrá salvar su alma.

Una historia conmovedora de la autora del bestseller mundial "El aire que respira".

"Sabía que este libro me llegaría al alma, ¡pero no sabía que me rompería el corazón!"

"Una novela poderosa, impactante, inolvidable. Entrarás en la orilla de este libro poco a poco, y una ola de emoción te cubrirá antes de que te des cuenta."




Tras leer El aire que respira (reseña aquí), el cual me encantó, la decepción de El fuego que nos une fue aplastante. Gracias al dios de los libros, aquí llega El aire que respira para reconciliarme con esta autora. Y como cuando me obsesiono con algo, lo hago a lo grande, justo después seguí con el que me faltaba de ella: Querido Señor Daniels. Los dos últimos me han encantado.

Brittainy C. Cherry tiene un estilo trepidante con frases tan pulidas que parece que todas te lleguen al alma. Siempre comienzo sus novelas subrayando como una loca, hasta que dejo de hacerlo porque me doy cuenta de que lo estoy subrayando todo y no me centro en la historia.

“Todo empezó con una luz nocturna con forma de cohete y un chico que no me conocía”

Maggie era una niña feliz, parlanchina, con una imaginación prodigiosa y una vitalidad refrescante. 

Sin embargo, un suceso traumático le hace perder la voz y recluirse en casa para siempre. Tras este suceso, la vida de todos los habitantes de su casa cambia. Todos sufren procesos y evolucionan de maneras tan dispares que afectan a Maggie de mejor o peor manera. 

Brooks siempre está ahí para ella. Él es su primer todo, pero la vida sigue y cada uno parece llevar un camino diferente.

El ritmo es bueno y Maggie es tan buena que pasas la mitad de libro con el corazón en un puño esperando el momento en que conseguirá atravesar las puertas de su casa y “encontrar su voz”. Y esto ocurre - ¿cómo no? – cuando algo le ocurre a Brooks. Algo que la va a necesitar a ella como su ancla, cuando siempre ha sido a la inversa.

Es una novela entretenida, que engancha y te la lees del tirón. Sus frases son maravillosas. Pero… siempre me pasa lo mismo con esta autora. De pronto provoca unos giros un tanto dramáticos que a mí me dejan un poco como… “¿En serio esto era necesario?” A ver, que se podría haber conseguido un buen final o un buen nudo con menos dramatismo, ¿no? No sé, tal vez es cosa mía, pero me ha ocurrido con los cuatro que he leído de ella. Qué curioso. 



Bueno y hasta aquí un breve (muy breve) resumen de algunas lecturas de estos dos meses. Hay novelas que he comenzado y no he terminado. Y hay una en especial que me ha parecido tan porquería, y perdón por la palabra, que no comprendo cómo alguien puede haber escrito algo así. Y tampoco entiendo cómo una autora (española) la recomendó al finalizar su propia novela. ¡Pero si no tiene nada que ver con tu estilo! En fin, que no la voy a nombrar, jolín, pero me gustaría (jeje!).

¿Habéis leído alguna? ¿Qué os ha parecido a vosotros?

Otras de las que he leído no las nombro porque voy a hacer reseña particular que publicaré dentro de poco, así que ¡estad atentos!

¡Un saludo y hasta pronto!

lunes, 7 de agosto de 2017

Un café a las seis, de Pilar Muñoz Álamo

Me lancé con este libro hace un mes o así, tras ver la recomendación en el blog de Mónica Serendipia. Y he de decir que lo he disfrutado. 

SINOPSIS



«No menosprecies el poder de la imaginación, también puede destruirte».

Raquel se dispone a acudir a una cita de compañeros de promoción organizada por su amiga Lourdes después de 25 años, aunque en el fondo siente que no debería ir; una parte del pasado, que no la ha dejado vivir en paz, podría estar esperándola en el hotel donde tendrá lugar la celebración.
Ansía ese encuentro tanto como lo teme. Porque aquello de lo que ha estado alimentándose a lo largo de su vida podría dejar de ser real. O atraparla para siempre.
Unas veces, no podemos huir del pasado. Otras, no deseamos escapar de él.

«Un café a las seis» es una historia intensa, emotiva, reflexiva, visceral. Una historia escrita con el corazón. De las que te hacen sentir.



OPINIÓN PERSONAL 

 
Un café a las seis es como un temblor de categoría 3: te sacude del presente para recordarte partes del pasado. Dicen de los terremotos que cuando pasan por tu vida, esta ya no vuelve a ser la misma; pero un temblor breve sirve para espabilarte y que entres en contacto con tu conciencia. La protagonista de Un café a las seis es sacudida por uno de esos temblores cuando su amiga Lourdes le habla de una cena de COU, y entonces los recuerdos que llevan años infectándole el corazón salen a flote. Tal vez una persona más joven no consiga sentirse identificada con esta mujer solitaria - ¿Se puede uno sentir solo rodeado de tus seres queridos? – y triste en que se ha convertido, pero yo desde luego conecté con ella desde el principio. Y eso me hizo preguntarme si es que todas – si, hablo en femenino – habremos pasado por un momento parecido. 

Raquel tiene nombre propio, pero es que podría ser cualquiera; y su situación también. ¿Quién no se ha sentido un poco desesperada al verse metida en una vida que no tiene retorno? Yo me considero una persona independiente que ha hecho bastantes cosas en la vida. No he tenido miedo al lanzarme a diversas aventuras. Pero siempre he tenido una premisa importante sentada en el asiento del copiloto y es la siguiente: “Todo puede deshacerse”. Si me iba al extranjero, siempre podía volver a casa. Si cambiaba de especialidad en el trabajo “por probar” siempre podía volver a lo anterior. Podía dar un pasito y retroceder si el camino parecía oscuro. Pero llega un momento en que las cosas ya no pueden “deshacerse”, ¿verdad? Porque quedan secuelas que no solo te afectan a ti. 



En esta situación se encuentra Raquel, quien ha ido claudicando en contra de sus propios intereses por un “bien mayor”. Supongo que a todos nos llega el momento de plantarnos y decir “¡Basta! Recapitulemos”.

El punto de partida de esta historia es común, pero el desarrollo es solamente suyo. Ella toma sus decisiones y vive sus reflexiones cuando se encuentra con compañeros y amigos que no veía desde hace 25 años. Ella nos cuenta su pasado, cómo el destino jugó sus cartas sin ella poder hacer nada; pero ahora que tiene la oportunidad de enmendarlo, ¿lo hará? Puedes o no estar de acuerdo con sus decisiones presentes y con su forma de hacer las cosas, pero sin lugar a dudas la historia te va a dejar pensativo. 

¿Qué hubiera hecho yo en su lugar? A mí la verdad es que el final me ha sorprendido porque no me lo esperaba de esa manera; y, sin embargo, era lo que la historia necesitaba. 

¿Os habéis dado cuenta de la carga personal que lleva esta reseña? Es solo una muestra de lo profundo que entra cuando la lees.

Creo que es el libro en el que más pasajes he subrayado. ¿Que por qué no los he puesto? ¡Porque se me caducó la suscripción al kindle unlimited y me desaparecieron las notas! ¿Se puede querer matar a Amazon? Pues sí. Porque realmente hay frases sobre la vida que te van a dejar con mil ideas sobrevolándote la cabeza.

Es una novela escrita “desde las entrañas”, tal como dice la autora. Se nota el cuidado y el cariño con que está escrito. Los secundarios son una maravilla, y a la novela no le sobra nada. Es cortita y se lee del tirón porque engancha, pero al mismo tiempo es de las que quieres saborear con lentitud, porque supone para el lector un viaje interior al propio pasado. 

A mí Pilar Muñoz me ha conquistado. Recomiendo la novela y recomiendo a la autora, de la que voy a leer más novelas. 

Aquí tienes el enlace a la web de la autora Pilar Muñoz Álamo.
Aquí el enlace a Amazon.

¿La conocías? ¿Te apetece leerla? 


¡Un beso y feliz lunes!