miércoles, 12 de julio de 2017

Reseña de Edenbrooke, de Julianne Donaldson



¡Buenos días!

Qué emoción me ha causado este libro, desde la primera hoja hasta la última. Ha sido una lectura rápida, profunda, de las que lees con el corazón encogido. Me la recomendaron en la caseta de la Feria del libro de Madrid de este año, la caseta de la editorial Libros de Seda, y he de dar las gracias a la chica que lo hizo, porque no es un libro que yo hubiera escogido, pero la recomendación ha dado de pleno en mi pequeño corazón. Ya estoy enamorada de esta autora. ¿Quieres saber más?

SINOPSIS




Marianne Daventry haría cualquier cosa para escapar del aburrimiento de Bath y las atenciones amorosas de un cretino que no le interesa en absoluto. Así que cuando le llega una invitación de su hermana gemela, Cecily, para que se una a ella en una maravillosa casa de campo, aprovecha la oportunidad. Por fin podrá relajarse y disfrutar del campo, que tanto le gusta, mientras su hermana se las arregla para librarse de las atenciones del guapo heredero de Edenbrooke. Sin embargo, Marianne acabará por descubrir que incluso los mejores planes pueden salir mal: primero será un aterrador encuentro con un salteador de caminos, después un coqueteo aparentemente inofensivo... el caso es que, al final, Marianne se verá envuelta en una inesperada aventura llena de intriga y de amor, tan apasionante que no podrá dar descanso a su mente. ¿Será capaz de controlar su corazón traidor o caerá rendida ante un misterioso desconocido? Está claro, el destino quiere para Marianne algo distinto a lo que ella había planeado al ir a Edenbrooke.



OPINIÓN PERSONAL

Marianne es una chica de diecisiete años cuyos gustos están totalmente alejados de lo que requiere la sociedad. Nos situamos en la época de la Regencia, en Inglaterra. Su físico no se ajusta a los cánones del momento, ni sus dotes artísticas, ni de canto, ni de… nada. Bueno, sí, pinta, al igual que su madre, la cual ha fallecido hace más de un año. Debido a este suceso, su padre se ha retirado al continente, su hermana melliza ha sido enviada a Londres, mientras que ella ha terminado en Bath con su abuela. Marianne se siente una carga para su abuela, para su tía, y para su padre; su mayor temor es no encontrar un lugar donde la acepten tal como es. Por eso decide hacer caso a su abuela y tratar de convertirse en una “señorita” tan elegante como su hermana Cecily. Sin embargo, su personalidad es más fuerte que su cabeza. En el camino a Edenbrooke se produce un suceso que nos muestra la gran fortaleza de Marianne, su altruismo, y su sentido del humor.

Porque creo que nunca me he reído tanto con una conversación como la que transcurre esa noche en la posada donde se ve obligada a parar. Allí conoce a un “caballero” por pura casualidad. Y ese encuentro, fruto de unos sucesos funestos, lo cambia todo.

La trama es súper completa, dinámica, y divertida. Los dos personajes principales son un amor. El protagonista masculino es un hombre encantador, el anfitrión perfecto, un gran conversador. Pero Marianne no se fía de él, pues tiene fama de mujeriego. Además, en lo más profundo de su corazón está ocurriendo algo que no entiende qué es, porque nunca le había pasado algo así. Al llegar a Edenbrooke resulta que su hermana no llegará hasta la semana siguiente, así que se ve obligada a pasar una semana allí sin ella. ¡Y qué semana! Sin embargo, poco a poco se van descubriendo algunos secretos, se desmienten rumores, y se producen varios giros en la trama, porque cada secundario tiene su pequeña razón para hacer las cosas a su manera, y así interviene en el destino de los protagonistas. 
He de decir que Cecily, la hermana melliza, me pareció egoísta, insufrible, e inmadura. Todo lo contrario que Marianne. Louisa, su nueva mejor amiga, me cayó todavía peor. Menos mal que ahí está Carolyn, la anfitriona, una mujer bondadosa y muy perspicaz que siempre tiene una palabra amable para Marianne, aunque tampoco ella se libra de tener sus pequeños secretos que, para bien o para mal, interfieren en la relación de nuestros protagonistas. 



Y no puedo contar más de la historia, porque las sorpresas ha de vivirlas uno mismo. Lo que sí digo es que es una historia que no te deja indiferente. Las páginas pasan una tras otra sin darte cuenta. La edición es una preciosidad, con esa portada y los arabescos en cada hoja. La he disfrutado de principio a fin y me he quedado con ganas de más. Si te gusta la novela romántica de época y, encima, ambientada en Inglaterra, esta es tu novela. Me ha recordado muchísimo a las novelas de Jean Austen, sobre todo a Orgullo y Prejuicio. Edenbrooke se parece a Pemberley, con su mansión, sus colinas, bosques y el río. Y la relación entre ellos comienza asentándose en prejuicios, así que como veis, comparten muchos elementos. ¿A quién no le ha enamorado Orgullo y Prejuicio? Pues Edenbrooke es igual de delicia. Una novela llena de sentimientos, de diálogos sublimes y con unos protagonistas carismáticos que enamoran desde el primer capítulo. Hay engaños, secretos y sorpresas.

Dos pasajes son los que más me han gustado: el primero cuando ellos se conocen en la posada; y el segundo cuando él le enseña a escribir una carta de amor. ¿Sabes cuando se te pone un nudo en la garganta, te quedas sin respiración, y los ojos te van como locos línea tras línea en busca de lo que ocurrirá a continuación? Pues Edenbrooke está repleta de momentos así. 



MI MOMENTO DE RECLAMACIÓN

Y dicho esto, una nota personal: no reseño todo lo que leo. De hecho, dos de cada tres libros me decepcionan y decido no reseñarlos. O bien no consiguen alcanzar el mínimo de interés necesario para que haga reseña. No veo la necesidad de reseñar algo que no me ha gustado. Lo digo porque hay gente que me ha dicho que tengo mucha suerte porque todo lo que yo reseño es un cinco estrellas. Pues no, lo que pasa es que solo reseño lo que me gusta, lo que ha llamado mi atención de una manera especial. De hecho, tengo pendiente hacer una entrada comentando los libros que he dejado a medias o que no han alcanzado mis expectativas. Por eso no publico de manera uniforme. No puedo decir que publico cada martes, porque nunca sé si el libro que estoy leyendo va a merecer una reseña o no. Por ejemplo, hace poco empecé Hasta que el viento te devuelva la sonrisa, novela con muy buenas críticas que me está gustando, pero que al llevar el 75% del libro ha comenzado a decepcionarme, la verdad. Comencé su reseña porque en un momento dado me emocioné con él, pero al final he decidido no continuarla. También leí Entre acordes, y la disfruté mucho, pero el final no me emocionó tanto como debiera, así que decidí dejarla pasar, también. Leí los dos primeros de la saga Los Royal, El príncipe roto y La princesa de papel, de Erin Wyatt, y aunque he de confesar que engancha, me pareció una historieta para niños, con momentos que me provocaron vergüenza ajena (tanto por el comportamiento de la protagonista como por la autora, porque escribir algo así… bueno, y por la editorial por publicarlo) y mucha decepción. También dejé a la mitad El fuego que nos une, de Cherry Chic, pues a pesar de que el primer libro (El aire que respira, cuya reseña está aquí) me emocionó, esta segunda entrega me ha parecido un drama continuo decepcionante y aburrido. 

Y hasta aquí mi momento de negatividad y protesta. 



SOBRE LA AUTORA



Julianne Donaldson creció siendo hija de un piloto de combate de la fuerza aérea de Estados Unidos. Aprendió a esquiar en los Alpes Italianos, visitó Berlín del Este antes de que cayera el muro y vivió tres años junto a un castillo de 500 años de antigüedad.
Después de obtener un título en inglés, se dedicó a escribir.
Ella escribe novelas de romance histórico cuando no está ocupada atendiendo a sus cuatro pequeños hijos y a su esposo.
Edenbrooke es su primera novela.

Aquí puedes comprar el libro.
Aquí la web de la autora.

He decir que me llamó mucho la atención saber que esta novela, Edenbrooke, era la primera de la autora. De hecho, fue la ganadora del premio Whitney 2012 a la mejor novela de autor novel y a la mejor novela romántica. En 2013 su siguiente novela, Blackmoore, ha ganado el mismo premio a la mejor novela del año y a la mejor novela romántica histórica. La autora explica que ha ganado el premio tras cinco años de escritura, de correcciones. Y todo eso trayendo al mundo a cinco hijos, uno de ellos todavía un bebé. ¡¡¿Cómo lo hace la gente?!! Yo, como madre de dos criaturas todavía muy pequeñas me postro cuando escucho cosas así. Para mi la maternidad está siendo un trabajo a jornada completa (completísima) que me deja sin energías para nada más que meterme en la cama cada noche (noches en las que duermo cuatro horas interrumpidas por los despertares del pequeño). Así que ¡enhorabuena, Julianne!

Desde luego, yo voy a por Blackmoore, la segunda entrega de la serie Un romance adecuado. También os comento que existe una precuela, El heredero de Edenbrooke, de solo 70 páginas.

¿Y tú? ¿Has leído alguno? ¿Te llama la atención? ¿Qué te ha parecido la reseña?

¡Un beso y nos leemos!

martes, 27 de junio de 2017

Reseña de Presa de su objetivo: Libro 1, de Cora Spark



¡Buenos días! 

Aquí traigo la reseña de una novela adictiva, picante, de las que te hacen cosquillear los dedos de ganas de volver a coger el libro a cada instante y continuarlo hasta la palabra “Fin”. Es la primera parte de una bilogía más poderosa que muchas que están en el escaparate de Carrefour. Presa de su objetivo me ha conquistado de principio a fin. ¿Quieres saber más? 




SINOPSIS

Robin ha tomado una de las decisiones más importantes de su vida al abandonar la universidad. Y lo que más teme es haber cometido un gran error.
En busca de apoyo, calma y, sobre todo, huyendo de sus decepcionados padres, decide pasar el verano con su tía Meredith. Pero, sin saber cómo, termina por convertirse en la niñera de su recién enviudada vecina.
Nolan es un artista de la fotografía con un gusto algo espeluznante, pero pasional. Con su ruidosa moto, decide pasar el verano junto a su hermana con la intención de ayudarle a reponerse de la muerte de su esposo.
Al conocer a la niñera de sus sobrinos, descubre que la joven tiene un talento que nadie había apreciado hasta el momento, mostrándole un mundo de posibilidades.
Así comienza una cercana relación a pesar de la diferencia de edad entre ambos. Cuando la fascinación que siente Robin por el maduro fotógrafo se convierte en algo más intenso, las dudas asaltan a la joven. Más cuando la atracción que Nolan experimenta por ella lo acaba dominando.
Un adulto que se niega a madurar, una joven que no sabe cómo hacerlo y… un "click" que capta el instante justo, eterno e inmutable.


OPINIÓN PERSONAL


Presa de su objetivo es una novela que yo hubiera elegido con solo leer la sinopsis. Por alguna razón estas relaciones difíciles debido a la sociedad y a las normas me llaman la atención. Así que cuando vi la reseña en el blog del Diario de Elizabeth, no dudé en apuntármela.

Robin es una chica de diecinueve años que sabe lo que quiere en la vida – aunque ella piense lo contrario -. Es la hija ejemplar, la niñera responsable, una persona con principios muy sólidos; y muy madura para su edad. A pesar de que no le gusta decepcionar a nadie, sabe que debe de abandonar la universidad porque no le está aportando nada y no teme enfrentarse a esa realidad. Es una persona sincera consigo misma y con todos los que la rodean.

Nolan, por su parte, es un hombre de cuarenta años que no los aparenta, y no solo a nivel físico. Tal vez en su juventud fue un poco bala perdida. Le iban las fiestas, los viajes sin destino, y se apuntaba a un bombardeo. Sin embargo la edad y los porrazos propios de la vida le han enseñado a apreciar a las personas que realmente importan y pasar del resto. Me ha encantado. Es un personaje muy real y, a pesar de que no suele darle demasiadas vueltas a las cosas, maduro. Sabe comprender a Robin y sus inquietudes, y es capaz de ver en ella a la mujer madura y centrada, y apasionada, que es. No se lo plantea demasiado cuando siente el primer interés por ella rondarle la cabeza. Pero está aburrido y a la chica le interesa la fotografía. Además, tiene unas piernas que no puede dejar de mirar. Pero no las mira, porque, al fin y al cabo, la chica podría ser su hija.




La manera en que comienzan a hablar y a acercarse es lenta pero definitiva, y se va construyendo con mucho mimo, muchos recelos por parte de ambos, y esas mariposillas que te cosquillean en la barriga en los momentos clave. A mí esta parte me ha enamorado. Me ha fascinado la manera sutil – y tal real – se conocerse, de encontrarse y enamorarse. Ambos se sienten atraídos por el otro, pero ambos son conscientes de que es una relación extraña y tienen miedo al rechazo. Robin sabe que él nunca iniciará nada y Nolan, por su parte, cada vez la tiene más metida en su cabeza. Poco a poco y con la excusa de la fotografía, su cercanía se vuelve más íntima, y los gestos del otro persiguen el contacto cada vez más estrecho. Como he dicho, este ha sido el momento que más he disfrutado del libro. Ver cómo iban buscando el camino para un “juntos” sorteando todos los obstáculos. Una maravilla.

“El sexo, esos apasionados y salvajes encuentros íntimos eran algo nuestro, parte de nuestra piedra angular como pareja, y desdeñarlo no nos beneficiaba. Y, por qué negarlo, no podía elegir entre cuál de esos dos seres conformaba al hombre por el que estaba perdida me gustaba más. Los dos me atraían, me dominaban, me satisfacían.”

Hay personajes secundarios muy bien definidos, pero es que estás todo el tiempo pendiente de ellos, de sus gestos, de sus conversaciones – que me encantan – y de sus miradas. Poco a poco van desapareciendo edades y tabúes. Ella es la chica que cuida de los niños mientras busca qué hacer con su vida; y él es el artista que trasnocha y se levanta tarde y que no piensa más allá del siguiente día. Salvo cuando se trata de Robin, pues parece bastante obsesionado con ella. Tanto que a veces trata de evitarla.

Cuando por fin ambos están seguros de que el otro está entrando en el juego, ya es imposible dejar el libro.

Pero hay mucha más trama. Robin sabe que es necesario intentar hacer amigos en la casa de su tía para no pasar el verano tan sola. Sería demasiado raro pasar cada segundo libre con el vecino, ¿no? Además, la hermana de Nolan podría darse cuenta de que en el sótano está pasando algo raro. Es cuando Nolan es requerido en Nueva York para una exposición que comprenderemos todos los inconvenientes que se ciernen sobre ellos y su relación, pues no solo los tabúes y prejuicios van contra ellos.

He de decir que hacía mucho tiempo que no me enganchaba tanto a una novela.

He sentido cada página como si la estuviera viviendo y no podía de dejar de pensar en ella. Tanto Robin como Nolan son personajes muy fuertes que se te meten muy dentro y sufres y amas con ellos. Están rodeados de secundarios tan bien construidos que enriquecen la historia en todos los sentidos. Tanto la tía Meredith, como Sharon, como los niños de ésta me han encantado. Me ha gustado hasta la mascota, vamos.

La historia está perfectamente hilada y el modo de escribir es rápido y ligero pero profundo. Hay giros, suposiciones, y sorpresas. Hay muchas escenas eróticas, y he de decir que me ha encantado ese toque picante que la autora pone en cada una de ellas, sin llegar nunca a repetirse ni a resultar aburrido.

“Después de desplegar toda mi pasión siempre me acometía la necesidad de sosegarme junto a su piel, de reclamar ternura y cariño para sentir que incluso siendo el mejor sexo del mundo, no era únicamente sexo para ninguno.”


La trama no es complicada ni enrevesada, pero cada palabra engancha. Tiene ese “no se qué” que te hace continuar una frase tras otra y no poder dejarlo. Atrapa. Te sumerge. Y eso no hay muchos libros que lo tengan. Desde luego, yo voy a por más con esta autora. ¿Se nota que me ha encantado?


Había escuchado el nombre de la autora pero, por alguna razón, no me había lanzado nunca con nada suyo. Sin embargo me declaro desde ya una fan incondicional y voy a leer todo lo que lleve su nombre a partir de ahora. Y esto me lleva a pensar… es una autora autopublicada… por elección, supongo, porque es imposible que sus escritos hayan sido pasados por alto a las editoriales. Lo más importante en un libro es que enganche, y Presa de su objetivo no solo engancha, si no que te deja sediento de más historias. ¿Sabes esa sensación cuando estás vigilando cada página que pasa y dices “que no llegue el final, que  no llegue el final” porque lo estás disfrutando como una niña? Pues eso me ha pasado con este libro, y me está pasando con el segundo, del cual me queda solo el final (snif…)

 
SOBRE LA AUTORA

Cora Spark es una gata criada en el madrileño barrio de Carabanchel. A pesar de que en sus primeros años, y debido a su dislexia, no era muy aficionada a la lectura, durante su adolescencia y gracias a una novela juvenil se enamoró de la literatura y por ende de los libros. 
Años más tarde y gracias a internet comenzó a publicar sus primeros relatos de ficción en diversas plataformas atrayendo la atención de lectores de todo el mundo, lo cuales la animaron a publicar sus novelas de forma profesional. 
Un encuentro de altos vuelos es su primera obra publicada, una novela corta que ha conquistado a multitud de lectores a través de Amazon. Sin embargo, con la bilogía Presa de su objetivo, Cora nos ofrece un relato más ambicioso, cargado de pasión y personajes entrañables como es su estilo. 
En la actualidad Cora Spark reside en la isla de Gran Canaria donde continúa escuchando a los personajes que desean que ella cuente sus historias.

Aquí os dejo el enlace para comprar la novela.

Aquí os dejo enlaces a sus redes sociales:
 
FanPág en facebook de la novela: https://www.facebook.com/presadesuobjetivo/


Solo me queda dar las gracias a la autora por ponerse en contacto conmigo y darme la oportunidad de conocerla y conocer sus escritos y a Nolan y Robin, a quienes ya guardo en mi corazón como una de las mejores parejas protagonistas.  

¡Habéis leído la bilogía? ¿La conocíais? ¡Un saludo y feliz martes!

miércoles, 7 de junio de 2017

Reseña de El aire que respira de Brittainy C. Cherry



Editorial Principal de los libros nos trae esta novela que habla sobre cómo buscarse tras la pérdida de lo que más amas en el mundo. Es, sin duda, una lectura conmovedora que arranca risas y lágrimas y toca la fibra más profunda de cada uno. Mi favorito de este año, así que no puedo más que agradecer a las chicas de la caseta de la editorial en La Feria del libro de Madrid por la recomendación. Es el primer libro de Serie de los Elementos, y yo ya tengo en el e-book el segundo. ¿Quieres saber más?

SINOPSIS



¿Es posible volver a respirar tras haberlo perdido todo?


Tristan ha perdido a su mujer y a su hijo.
Elizabeth ha perdido a su marido.
Son dos almas heridas que luchan por sobrevivir.
Necesitan recordar lo que se siente al querer.
Solo así podrán volver a respirar.


La novela romántica revelación en Estados Unidos.



OPINIÓN PERSONAL

Tengo atrasadísimas un montón de reseñas, y una laaaaarga larga lista de libros por leer. Me traje de la Feria del Libro cinco preciosas criaturas – menos mal que solo tuve una hora – que ya están en la estantería. Y, no sé por qué, me dio por hojear éste. Leí dos párrafos en un lugar cualquiera, y ya estaba enganchada.

Lo primero: el lenguaje de la escritora es directo, sencillo, pero con unas frases cargadas de significado. Para expresar una emoción solo le hacen falta dos palabras. ¿Cómo lo hace? En la contraportada pone “Recomendamos encarecidamente esta historia hermosa y conmovedora. Brittainy C. Cherry sabe tocar la fibra. Preparaos para emocionaros”, y yo nunca hago ni caso, porque con las mismas frasecitas intentaron vender al Señor Grey y Calendar Girl… (s/c)
Sin embargo, en este caso, es la pura verdad, y no puedo hacer más que recomendarlo desde lo más profundo de mi alma lectora.
 
Elizabeth y Tristan se encuentran en la peor de las circunstancias, pues hace apenas un año que ambos han perdido a su pareja y, en el caso de Tristan, también a su hijo. Elizabeth, por suerte, tiene consigo a Emma, su hija, por lo que no está tan hundida en la miseria como él. 

 “Quizá la forma más pura de amor procedía de los tipos más profundos de dolor”.

Ambos sufren un encuentro fortuito que les hará preguntarse por el otro, días antes de descubrir que son vecinos. Tristan se ha convertido en el salvaje del pueblo, ese a quien todo el mundo evita. Es huraño y no se relaciona con nadie. Encima, ni siquiera corta su propio césped, y su casa parece abandonada. Si alguien se le acerca con una palabra amable, solo sabe gruñir hasta que se alejan. 

Elizabeth, sin embargo, no tiene nada que perder. Y comprende el dolor, ése que es capaz de percibir a través de la barba de Tristan. Sin saber por qué ella le observa y, cada vez, le parece que su vecino oculta una historia tan triste como la suya. 

Leer la manera en la que ella es capaz de eliminar cada capa del hombre hasta dejarle expuesto es una pasada. Pero cuando lo consigue solo empiezan a surgir los problemas, porque ambos necesitan recordar a la persona amada y es así como se canalizan: en una relación destructiva que solo les hace retroceder.

“Yo no era él.

Ella no era Jamie.

Pero Dios, la mentira que nos estábamos contando me hacía sentir tan bien…”



Poco a poco, sin embargo, es inevitable darse cuenta de que se están engañando, y entonces viene la verdadera prueba: cómo superar el trauma para poder avanzar sin la otra persona.

¿He comentado lo de las risas? ¡Ah, si! Porque la amiga de Elizabeth, Faye, es total. Si yo tuviera una amiga así seguramente me quedaría mirándola continuamente con la boca abierta, pero lo cierto es que es el punto divertido que necesitaba la novela. Tenemos también al Señor Henson, quien está cumpliendo su sueño, a Sam, el tímido, a Tanner, el mejor amigo de Steve; a las cotillas en un pueblo pequeño, y a una niña que adora los zombis. Y unas citas que me ha dado ganas de subrayar cada página.

“… el tiempo no existe en el amor. Lo único que el amor cuenta son los latidos del corazón.”

“Me había vuelto adicta a su cuerpo, a todo su ser. Olía como el viento que pasa acariciando los más bellos pinos del bosque: fresco, reconfortante, poderoso. Como si fuera mi hogar


Cuando parece que todo está en su sitio, se van descubriendo acontecimientos del pasado que alteran el presente, haciendo que nuestros protagonistas tengan que replantearse la curación de sus heridas y si están listos para perdonarse, perdonarles, y seguir adelante. 

Es una lectura que te tiene pegado a las páginas sin piedad, de esas que enganchan pero te dejan un buen sabor de boca. Para mí es difícil, porque hace poco leí la saga de Los Royal, y tengo que decir que enganchar, engancha, pero me dejó muy desilusionada, la verdad. Y eso es todo lo que voy a decir sobre ellos, que no me gustan las críticas negativas.

El aire que respira es una novela autoconclusiva que te va a enseñar a respirar junto con los personajes. Cien por cien recomendable.



“- ¿Cuándo deja de doler la vida?
- Cuando aprendemos a decirle a la vida que se joda y descubrimos las pequeñas razones que tenemos para sonreír.”




SOBRE LA AUTORA

Brittainy C. Cherry siempre ha sentido pasión por las letras. Estudió Artes Teatrales en la Universidad de Carroll y también cursó estudios de Escritura Creativa. Le encanta participar en la escritura de guiones, actuar y bailar… Aunque dice que esto último no se le da muy bien. se considera una apasionada del café, del té chai y del vino, y opina que otdo el mundo debería consumirlos. Brittainy vive en Milwaukee, Wisconsin, con su familia y sus adorables mascotas.

¿Quieres adquirirlo? Haz clic Aquí


Yo ya tengo en mi poder el segundo libro de La Serie Los Elementos: El fuego que nos une. Pero tendré que esperar a ponerme un poco al día. ¿Alguien lo ha leído? ¿Qué os ha parecido? ¿Os apetece leerlo?

¡Un beso y feliz miércoles!